Comisiones Obreras Región de Murcia

Comisiones Obreras Región de Murcia
campaña reclamacion

6 de mayo de 2010, 11:43

CCOO denuncia que el centro penitenciario de Murcia continúa desbordado y la administración penitenciaria permanece impasible ante la situación.

Al día de hoy el Centro Penitenciario de Murcia continúa siendo la prisión más masificado de todo el territorio nacional. Sus más de 1000 internos suponen que su cota de hacinamiento se acerca al 300 por ciento, cifra inimaginable para el conjunto de centros penitenciarios que dependen de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Ante esta situación desde la plantilla del Centro y desde CC.OO. se asiste, con total asombro, al espectáculo bochornoso de ver como la ausencia de soluciones claras y eficaces ha sido sustituida por una falta de voluntad en acabar con un problema grave que, a medida que pasa el tiempo, cobra mayores dimensiones.

Los más de 1000 internos en la prisión de Murcia supone la existencia permanente e imprevisible de un conjunto de problemas de los que la Administración parece haberse desentendido en espera de que el paso del tiempo permita la apertura de las puertas de los nuevos centros penitenciarios y, más concretamente, del Centro de Inserción Social "Guillermo Miranda" y del flamante centro de Campos del Rio. Cabría preguntarse si la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias es consciente del esfuerzo que tiene que hacer la plantilla de este centro para conseguir un clima de convivencia entre los internos de mínima conflictividad. Aunque es fácil imaginar que la ausencia de un número mayor problemas en el centro, gracias al esfuerzo de todos los que trabajamos en el mismo, provoca en nuestros altos cargos un incomprensible olvido de la situación por la que sigue atravesando este centro penitenciario. Situación que, además de provocar Eun deterioro más que evidente de las condiciones de trabajo, quiebra totalmente el más mínimo respeto a los derechos humanos de las personas que están privadas de libertad.

Mientras tanto resulta inexplicable el hecho de que el Centro de Inserción haya sido inaugurado sólo y exclusivamente de cara a la opinión pública, ya que desde que se celebró la pública ceremonia de inauguración, hace casi ya un mes, sus puertas siguen cerradas. Y ni siquiera tiene nombre, al día de hoy, la plaza de Director del mismo. Mientras al otro lado de la calle continúan en las condiciones ya descritas los internos que están destinados a ocuparlo.

CC.OO.  insta a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias a que afronte, con seriedad, este grave problema y deje de aprovecharse de la enorme paciencia de quienes la sufren día tras día: internos y funcionarios. Ni unos ni otros  tienen porque pagar las consecuencias de una ausencia de gestión que podría calificarse sencillamente de desastrosa.

Desde esta central sindical se reclama la apertura inmediata del Centro de Inserción Social y la reducción drástica del número de internos en el Centro Penitenciario de Murcia. Compromisos ambos que, hasta ahora, la Administración Penitenciaria continúa sin cumplir. Por muchas ceremonias de inauguración que puedan llevarse a cabo de cara a una buena foto de prensa.

CCOO denuncia que el centro penitenciario de Murcia continúa desbordado y la administración penitenciaria permanece impasible ante la situación.

6 de mayo de 2010, 11:43